NUESTRAS
NOVEDADES

Lechería: tiempo de hechos, no de palabras
 
Lechería: tiempo de hechos, no de palabras
El miércoles, en la Sociedad Rural de Villa María, representantes de diferentes entidades gremialistas escucharon los reclamos y propuestas de casi un centenar de productores lecheros que advierten no tener más tiempo para aguantar la situación y propusieron avanzar sobre medidas de protesta.
 


 
La crisis que atraviesa el sector lácteo argentino ha llegado a su pico máximo de tensión y es por ello que productores y representantes gremialistas reclaman al estado medidas rápidas que permitan revertir esta compleja situación, y el pedido tiene carácter de urgencia, pues están dispuestos a encarar en las próximas semanas una protesta lechera en reclamo de soluciones concretas.

Entre los representantes gremiales que acudieron a la reunión en Villa María se encontraba Marisa Boschetti, coordinadora de lechería de Federación Agraria Argentina (FAA) quien destacó a TodoAgro que \"fue una asamblea dura, tirante, pero de esto nos nutrimos para seguir luchando por las medidas que saquen el sector adelante. Entre las propuesta que nos plantearon los productores de la cuenca Villa María esta la baja impositiva, establecer un precio mínimo que cubra los costos de producción y la necesidad de que el presidente Mauricio Macri se ponga al frente de la situación y nos dé una solución rápida”.

En cuanto a los ánimos del sector reflexionó: “Los productores tienen la sensación de que por más buena voluntad que haya del subsecretario y del ministro hacen falta decisiones fuertes y concretas. No hay más tiempo, los productores desaparecen cada día y necesitamos herramientas para revertir esta situación. La política que está llevando adelante este gobierno de dejar la lechería en manos del mercado sólo va a llevar al cierre de más tambos”.

Entre las coincidencias que más se destacan esta la necesidad de que el Estado juegue un rol fundamental arbitrando la relación entre producción, industria y comercio. Como así también, garantizar un precio mínimo vital y móvil que contemple los costos de producción y que este atado, por ejemplo, a la cotización de la soja, lo que le permitiría al sector tener mayor previsibilidad.

Otro de los representantes del sector que estuvo presente en la jornada del miércoles fue Gabriel De Rademaker, vicepresidente de Cartez, que, si bien destacó que hay cosas por revisar de manera urgente, como cuestiones del entramado impositivo por ejemplo, lamentablemente las soluciones son de fondo, motivo por el cual entiende que “no van a llegar con el grado de urgencia que el productor requiere” y subrayó: “Hace tres meses atrás la situación también era complicada y del otro lado no encontrábamos un interlocutor a quien transmitirle eso. Hoy por lo menos somos escuchados y hay un diagnóstico claro en el gobierno, que antes no existía”.

A pesar de éste lado positivo en lo que refiere a la relación institucional entre el sector (a través de sus entidades representantes) y el gobierno, en el horizonte cercano los productores lecheros no ven perspectivas de cambios positivos, por lo que parece ser que en la manifestación, en la protesta, en la calle, buscarán respuestas concretas.
 


 
 







ABSA Nutrición Animal | Copyright ® 2010 - 2015 | Todos los Derechos Reservados