NUESTRAS
NOVEDADES

Que las autoridades se pongan las botas y vengan a zonas inundadas.
 
Que las autoridades se pongan las botas y vengan a zonas inundadas.
Declaró sin vueltas, Marcelo Aimaro, presidente de MEPROLSAFE, en Rincón Tambero. “Me da tristeza escuchar que vamos a recomponer el precio porque falta la leche”, producto de las inundaciones.
 


 
En una extensa e intensa entrevista con el programa radial Rincón Tambero, Marcelo Aimaro, presidente de la Mesa de Productores Lecheros de Santa Fe (MEPROLSAFE), habló de todos los temas que más preocupan a los productores lecheros: consecuencias de las inundaciones y los reclamos del sector a las autoridades en relación a sus efectos; la conformación del precio del litro de la leche; el constante reclamo por la transparencia de la cadena; la relación con los funcionarios de la cartera de Agroindustria y la Subsecretaría de Lechería; y la necesidad de que el consumidor sepa cuál es la situación de los tamberos cuando en la góndola se paga hasta $20 por un litro de leche.

Inundaciones y respuestas del Estado:

En relación a los reclamos presentados al Ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, Aimaro comentó que en distintos encuentros que mantuvieron con el responsable de la cartera agropecuaria, le presentaron un petitorio donde, además de pedirle la homologación entre Provincia y Nación sobre la figura de Desastre y Emergencia Hídrica (que ya fue establecida) le requirieron dos puntos: "Presencia en el territorio por parte de los funcionarios y una asistencia financiera para recomponer la estructura productiva. Esto se llama: plata", explicó Aimaro sin dar vueltas, "El productor tambero, no tiene más pasturas, no tiene reservas. Si le quedó maíz para hacer reserva, no tiene con qué hacerlo, porque no tiene para comprar gasoil. Hay que recuperar la estructura productiva, armar un Comité con ingenieros y veterinarios e ir productor por productor para determinar la plata que necesita".

"Hace unos días le volvimos a entregar - al Ministro de Agroindustria - un trabajo realizado con el INTA Rafaela, donde se especifica el dinero que se necesita para poner el aparato productivo en funcionamiento que no es nada más y nada menos que $10.000 por vaca. Si no tenemos ese dinero no hay forma de recomponer la estructura productiva. Porque hay que sembrar las alfalfas, hoy una hectárea de alfalfa cuesta entre $5000 y $6000. Esta es la realidad, ¿hoy quién tiene alfalfas o verdeos?", se preguntó, "Los caminos no se pueden transitar, hay lugares donde sólo podés entrar con tractores. No hablamos sólo de la cuestión productiva, la gente de los campos están aislados", aclaró dejando en evidencia la gravedad de la situación producida por las inundaciones.

"La provincia de Santa Fe hoy tiene menos de la mitad de la producción - que normalmente es de 9.000.000 litros -, Córdoba tiene una situación bastante similar, y ni hablemos de Entre Ríos. No quiero mentir, pero creo que hoy no cubrimos el consumo del mercado interno. Queremos que los funcionarios tomen nota de la grave situación. Creo que las autoridades tienen que ponerse las botas y venir a las zonas", enfatizó el dirigente y rápidamente confesó: "Me da tristeza escuchar que digan que vamos a recomponer precio porque falta la leche. Hay que ordenar esta cadena, hay que terminar con esa dominancia del sector del supermercado".

Transparencia en la Cadena y el futuro del precio de la leche

"Quiero saber qué fue la reunión que dijeron que iban a tener las autoridades con los supermercadistas, porque todavía estoy esperando ese tan ansiado encuentro que nos dijeron que iban a haber, en la última reunión que tuvieron con nosotros en Buenos Aires", exigió Aimaro y denunció, "Lo que pasa es que el señor Subsecretario de Lechería, en vez de estar acá junto a los productores en esta difícil situación que estamos sobrepasando, está con el Ministro de Agricultura en el Congreso Fepale en Chile, me parece que hay que darle otra señal, estar con el productor".

El ser consultado por el periodista y conductor de Rincón Tambero, Aramis Glauber, sobre cuál sería el precio ideal que tendría que tener la leche, Aimaro fue contundente: "Hoy la leche no tiene precio" y explicó: "Hoy, en el mejor de los casos, estamos produciendo un 50% de nuestra capacidad, cuando antes de esto, y no lo digo yo... lo sustenta un trabajo del INTA, necesitábamos $4,15 para producir un litro de leche y nos daban $2,60. Nosotros relevábamos precios - antes de las inundaciones - de los supermercados más importantes del país en Buenos Aires, Mar del Plata, Córdoba y Mendoza, y el productor con el 20% del precio en góndola ya podía cobrar $4,38".

"Ahora dicen que esto se va a ordenar, ¡Claro que se va a ordenar si no hay más leche!", declaró indignado refiriéndose al anuncio por parte de las industrias y algunos funcionarios de que por la falta de leche por las inundaciones, habría una recomposición del precio, "Por eso vamos a cobrar $4,00, pero ¿cuándo lo vamos a cobrar? Si acá en Santa Fe, estamos cobrando $3,20 - $3,30 más IVA en el mes de abril. No llegamos ni a los $4,00 con el IVA", refutó Aimaro.

"Por eso me da tristeza escuchar lo que dicen las autoridades", repitió el dirigente y se preguntó: "¿En qué estamos trabajando? Hablan de abrir mercados que está bárbaro, pero saben cuándo vamos a necesitar eso, dentro de tres o cuatro años. Si no hay leche, ni vamos a poder cubrir el mercado interno".

Más allá de la coyuntura teñida por la fatalidad de las inclemencias del clima, Aimaro consideró que hubieron muchas medidas tomadas por el actual gobierno que afectaron especialmente al tambero: "Cuando se tomó la decisión de quitar retenciones al maíz, de bajar retenciones a la soja, de devaluar, al productor tambero lo metieron en un brete del cual no puede salir. El maíz de $80, pasó a valer $220. El expeller de soja, de $230 a $330. Los insumos veterinarios, los núcleos vitamínicos, los productos de limpieza están dolarizados. Aumentó la energía, el combustible y nosotros seguimos cobrando la leche mucho menos que antes", describió enérgico el funcionario y remató: "Los supermercados siguen vendiendo los lácteos cada vez más caros".

Otro tema al que se refirió fue el de los stocks de leche en polvo, razón por la cual, las industrias explicaban el bajo precio que estaban pagando a los tamberos, antes de la llegada de las lluvias: "¿Dónde está el stock que decían que tenían los industriales? ¿Cuánto compró el Estado de ese stock? Cuando quiso ir a comprar vieron que no existía, se terminó la mentira", denunció Aimaro, "Nosotros hace catorce años que venimos pidiendo la transparencia de la cadena, eso lo quiero dejar claro, porque por ahí alguno dice que metemos política en el medio. Yo no tengo política en el medio, ni ningún partido político, yo soy dirigente tambero", aclaró y continuó: "Hace 14 años que llevamos reclamos, se los llevábamos al gobierno anterior y se lo llevamos al actual. Siempre decimos, la libertad total del mercado para la lechería no funciona porque nuestra producción es perecedera, se ordeña y se entrega a diario".

"Hay que preguntarle a todos los productores del país ¿qué lechería quieren? ¿Una de libre mercado, que cuando tenemos problemas le golpeamos las puertas al Estado para que nos salve? O queremos una lechería ordenada, donde se tienen que exportar los excedentes, donde no se tiene que sobre ofertar el mercado interno, donde la industria que se queda con el mercado interno compensa con el mercado externo cuando el valor es menor, o viceversa? ¿Quieren qué tengamos un mecanismo de fijación de precio de la góndola?", se preguntó y agregó; "Lo que sucede es que sacan el costo de producción del tambero y le pagan un poquito más como para que podemos seguir viviendo. Porque así no puede sobrevivir ningún tipo de negocio".

El productor y el consumidor, los dos eslabones más afectados

"El consumidor tiene que saber que nosotros, los productores, no somos los responsables de que paguen $20 el litro de leche", remarcó Aimaro, dejando en evidencia la necesidad de sincerar la cadena: "Ni siquiera es necesario que aumenten los precios en góndola para que al productor le aumenten el precio, lo tenemos bien relevado, sin aumentar los precios nos podrían pagar mucho mejor, pero lamentablemente cuando no se le pone un freno al que quiere ganar, ganar y ganar, lamentablemente pasa esto", concluyó ofuscado el dirigente, "El tambero necesita las soluciones hoy, el tambero no puede esperar un mes, porque si no lamentablemente hay muchos productores que no se van a poder salvar y van a desaparecer. El caos social que va a causar en nuestros pueblos, porque no hay dinero, porque no hay trabajo para la gente, espero que no ocurra".
 


 
 







ABSA Nutrición Animal | Copyright ® 2010 - 2015 | Todos los Derechos Reservados