NUESTRAS
NOVEDADES

Día Mundial de la Leche: reconocimiento a todo el sector.
 
Día Mundial de la Leche: reconocimiento a todo el sector.
Desde Revista Infortambo celebramos su día, reconociendo el trabajo de todos los que hacen posible que la actividad siga adelante. FEPALE destaca la importancia de los lácteos para la salud.
 


 
Muchos países han conmemorado el Día Mundial de la Leche desde el 1 de Junio de 2001, fecha en que se celebró por primera vez, y su número va en aumento.

¿Por qué celebrar el Día Mundial de la Leche? Porque nos brinda la oportunidad para enfocar toda nuestra atención en la leche, publicitando las actividades conexas que se realizan en todo el sector lechero. Muchos países han elegido celebrarlo el mismo día, lo que permite a las actividades que se realizan a nivel nacional tomar una dimensión global y además, darle a la leche un perfil universal.

¿Dónde comenzó? En la FAO (la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), a quien se le solicitó proponer una fecha en la que se pudieran celebrar todos los temas relacionados a la leche.

¿Por qué el 1 de junio? Muchos países ya celebraban este evento en torno al 1 de junio. Originalmente también se manejó una fecha hacia finales de mayo, pero algunos países, como la China, ya tenían un calendario repleto con otras conmemoraciones. De hecho, algunos países han elegido fechas una semana antes o después del 1 de junio.

En el marco de la celebración del Día Mundial de la Leche, fecha instaurada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la Federación Panamericana de Lechería FEPALE convocó un webinar dirigido a periodistas de América Latina.

En la ocasión disertó el Lic. en Nutrición Rafael Cornes, Coordinador de la Campaña ¡Sí a la Leche! de FEPALE. El Lic. Cornes dio a conocer los datos técnicos y las últimas evidencias científicas acerca de los beneficios que presentan para la salud el consumo de leche y sus derivados.

Se dialogó sobre temas como la leche en las diferentes etapas de la vida, la relación del consumo de lácteos y la prevención de diferentes padecimientos, entre otros. También se dieron a conocer las acciones que está llevando adelante la FEPALE en América Latina, sobre la promoción del consumo de lácteos, así como su Campaña Panamericana de Consumo de Lácteos ¡Sí a la Leche! (sialaleche.org) y la difusión de su libro "Lácteos; alimentos esenciales para el ser humano", dos acciones que se están desarrollando a lo largo y ancho de las Américas.

Con el objetivo de promover el hábito de consumo de este alimento y celebrar sus beneficios para la salud de nuestras poblaciones, se presentó la visión de los especialistas en nutrición a nivel mundial, quienes advierten sobre la necesidad de continuar impulsando el consumo de leche y lácteos en niños, comenzando en los primeros años de vida (una vez finalizada la lactancia materna exclusiva), por su alto contenido en nutrientes esenciales y el equilibrio entre estos, los que favorecen su adecuado crecimiento y desarrollo.

Un vaso de leche (200 ml) aporta aproximadamente un 30% de la dosis diaria de Calcio recomendado, nutriente que ayuda a formar y mantener huesos y dientes fuertes, además de su rol en la función nerviosa, en la contracción de los músculos y la mantención de la presión arterial normal. Aporta además un porcentaje importante de las recomendaciones diarias de otros nutrientes fundamentales como el Potasio (11 %), necesario para el tono y contracción de los músculos, Fósforo (20%), nutriente que ayuda a fortalecer los huesos y genera energía en las células del cuerpo; y aproximadamente un 15 % (dependiendo de la edad del niño), del requerimiento diario de proteínas de alto valor biológico, nutrientes necesarios para la formación de la estructura de nuestras células.

Un vaso de leche además provee al organismo de otros nutrientes necesarios para su correcto funcionamiento, como Vitamina D, Vitamina A, Vitamina B12 y otras vitaminas del complejo B (Vitamina B2 y Niacina).

La leche además interviene en la prevención de afecciones dentarias y bucales, ayuda a conciliar el sueño, es importante en la hidratación y participa en la prevención de enfermedades crónicas no transmisibles (diabetes, hipertensión, trastornos cardiovasculares).

Se ha establecido la recomendación de una ingesta de por lo menos tres porciones de lácteos por día siendo de especial importancia la incorporación del hábito del consumo de leche y derivados lácteos en los niños (luego de la lactancia materna), para obtener los beneficios que este alimento ofrece, además de crear el hábito de una alimentación saludable por el resto de sus vidas y que se trasmitirá de generación en generación.
 


 
 







ABSA Nutrición Animal | Copyright ® 2010 - 2015 | Todos los Derechos Reservados