NUESTRAS
NOVEDADES

Repercusiones sobre el Proyecto de Ley de Lechería.
 
Repercusiones sobre el Proyecto de Ley de Lechería.
El proyecto de Ley presentado por Gilberto Alegre, presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados , trajo repercusiones dentro del sector lechero. Aquí algunas de ellas.
 


 
Hace algunas semanas nos enterarnos de la presentación del proyecto de Ley por parte del Presidente de la Comisión de Agricultura de la Cámara de Diputados de la Nación, elaborado por el equipo de Gilberto Alegre, representante del espacio liderado por Sergio Massa, líder del Frente Renovador.

Al consultar con Alegre sobre si habían consultado con entidades del sector lechero, reconoció que no se reunieron con todos, pero que había participado de reuniones con productores de su zona de influencia, al noroeste de la provincia de Buenos Aires. "No pudimos consultar con todo el mundo, pero tenemos la intención de sentarnos a conversar con todos", respondió Alegre en comunicación con el programa radial Rincón Tambero.

Consultamos con dos representantes de entidades lecheras para saber si estaban al tanto del proyecto y qué pensaban de él.

Alejandro Leveratto, de la Cámara de Productores de Córdoba (Caprolec), fue quizás el más duro en sus críticas: "Creo que - el proyecto de Ley- es parcial, yo fui coautor de la Ley del 2009, junto con quien hoy es el Subsecretario de Lechería de Santa Fe, Pedro Morini. Lamentablemente en esa oportunidad no hubo quorum y no se trató. Creo que esa Ley era mucho más completa que la que se está intentando presentar ahora", afirmó Leveratto, "Este proyecto sólo buscar abordar la formación de precios y no hace referencia a otras cuestiones que consideramos igual de importantes".

"Hay varias cuestiones que me parece que la Ley no contempla, aunque es un inicio", reconoció prudentemente. "De todos modos nosotros hemos visto que cuando estamos en una situación crítica como esta, siempre aparecen los legisladores que quieren salvar la actividad. Yo no sé Alegre a qué institución habrá consultado", asegurando que Caprolec y otras entidades con las que tienen comunicación no habían sido consultadas, "Para escribir un proyecto de Ley es importante que primero se consulte a quienes van a afectar con dicha Ley, porque si no tiene resultado positivos los pueden perjudicar", advirtió Leveratto.

Haciendo referencia explícita sobre los "Considerandos" del proyecto Leveratto fue tajante: "Hay ítems con los que no estoy tan de acuerdo, me gustaría poder discutirlo con él. Por ejemplo, se plantea que la esfera internacional es la que más afecta a la actividad y esto no es tan cierto, porque en realidad nosotros no tenemos tanta participación en dichos mercados como para que sea un factor determinante".

Daniel Villulla, en representación de la Cámara de Productores de la Cuenca Oeste de Buenos Aires (Caprolecoba), también se refirió al proyecto reconociendo las "buenas intenciones manifestadas", pero Villulla plantea que la solución a la situación actual del sector va mucho más allá de la presentación de una Ley y llevó el análisis a un escalón más alto. "Entender la naturaleza de nuestro problema, será la clave para entender la naturaleza de la solución: la crisis lechera mundial/nacional ¿Es estructural o coyuntural? La situación de las lecherías del mundo ¿Es definitiva o pasajera? A mí me parece que esta crisis tiene condimentos predominantemente coyunturales, y secundariamente estructurales", respondió Villulla.

"Tenemos que analizar si efectivamente necesitamos una Ley de Lechería para salir del atolladero coyuntural o no. Y en todo caso, si necesitamos una ley de las características de las que se están impulsando o no", se preguntó Villulla, argumentando que "muchas de las cosas que se proponen allí, y son de coyuntura, pueden ser resueltas sin necesidad de una Ley".

En este sentido, el dirigente considera que el marco actual de la crisis de la lechería es mundial, y por lo tanto tiene componentes locales y globales, inseparables. "Es decir, podemos aspirar a reacomodarnos de la mejor forma posible en esta crisis mundial (cosa que no hemos hecho aún, aprovechando los factores domésticos favorables), pero no a salir de misma, porque eso sólo sucederá cuando se reactiven las economías de los países y los mercados, y vuelva a tonificarse la demanda a nivel mundial".

"Entendamos que no se puede "enderezar" la realidad por Ley, en función de nuestros deseos. Porque si fuera así, sería todo muy fácil, aquí y en el mundo. Sólo tendríamos que darle formato legislativo a nuestros deseos, y ¡Listo! Pero resulta que es compleja y tozuda la realidad...", reflexionó.

"Si para algo pudiera servir una Ley de Lechería, sería para dar un marco y reglas de juego "macro" a la actividad, quizá también para crear algo así como un "Instituto Nacional de la Leche", y colaborar con la construcción de una Institucionalidad de Calidad y perdurable, en la cadena. Pero eso avanzaría por carriles y tiempos de elaboración muy distintos de estos que se nos proponen ahora".

"El circuito virtuoso es que quien legisla sobre algo, se asesore y trate de dar respuestas a quienes hacen las cosas, en todas las actividades, y construya una visión bien amplia sobre las mismas. Hay que respetar los tiempos y los espacios de cada sector", reconociendo que la institucionalidad del sector lechero quizás no ayuda tanto.
 


 
 







ABSA Nutrición Animal | Copyright ® 2010 - 2015 | Todos los Derechos Reservados