NUESTRAS
NOVEDADES

La historia de los Soria y sus comienzos con Imrestor.
 
La historia de los Soria y sus comienzos con Imrestor.
La familia Soria lleva adelante su establecimiento hace 60 años. Ya han pasado dos generaciones en la actividad. Hace un año comenzaron a utilizar Imrestor® buscando solucionar problemas de inmunidad. Aquí los resultados a través del testimonio de sus protagonistas.
 


 
María del Carmen Soria, lleva adelante junto a sus hermanos, un sueño familiar que comenzó hace 60 años, cuando su padre decidió instalar una quesería artesanal. Poco a poco, ese pequeño proyecto fue creciendo hasta convertirse en un tambo con una producción de 12.000 litros diarios.

"El establecimiento está ubicado en la quinta sección del departamento de San José, Paraje Escudero. Es un establecimiento de 520 hectáreas, con 400 vacas en ordeñe. Hoy se está remitiendo leche a Conaprole, unos 12.000 litros por día de producción", describió María del Carmen.

El establecimiento empezó a trabajar con el producto Imrestor® hace un año. Gastón Cuestas, médico veterinario del establecimiento hace 16 años, nos cuenta cómo fue la incorporación de Imrestor®: "Empezamos a utilizarlo por una faltante de inmunidad en los animales de acuerdo al sistema productivo que se tiene (mucho estrés de los animales ya sea por clima, temporales, comida, silos de gran porte con posibilidades de generar toxinas). Todas estas cuestiones deprimen el sistema inmunitario de los animales".

"Visto que en Uruguay no había ningún producto que atacara el tema de baja inmunidad, nos pareció muy buena la propuesta tecnológica de Elanco con respecto al único restaurador de inmunidad en el mercado: Imrestor®. Cuando comenzamos fue con un lote de vacas que nos quedaban por parir en el 2015 y este año ya nos volcamos a aplicarlo sobre la totalidad del rodeo. Hoy en día llevamos unas 120 aplicaciones de las vacas que han parido hasta ahora. Esas aplicaciones no nos han dado ningún tipo de trabajo ni de alteración de rutina. El producto viene muy bien preparado en una jeringa para la aplicación subcutánea. Se aplica una semana antes del parto y la segunda dosis se aplica después, en las 24 horas postparto. Estamos generando estadísticas e información para levantar resultados. Venimos trabajando sobre resultados históricos que tenemos en el establecimiento y ya vemos indicadores favorables en la disminución de casos de enfermedades. Lo palpable, lo que vemos, es que los animales tienen una curación más rápida. Salen más rápido de un postparto complicado por una metritis o una retención de placenta o mastitis. Esperaremos terminar las aplicaciones este año con los partos que faltan y completar los registros. Ahí ver indicadores y empezar a caminar sobre sistema inmunitario".

"El apoyo técnico de Elanco siempre estuvo. Fue un apoyo prácticamente semanal que tuvimos con toda la carga de datos y después con las aplicaciones y la relevancia de datos de post aplicación", sostuvo Gastón.

"Gracias a Elanco que nos dio esta oportunidad para poder probar el producto. A Derabel que nos ha estado acompañando este tiempo y a todo el equipo que, aunque no conozco a todos, sé que nos han apoyado mucho en todo este tiempo", agradeció María del Carmen.
 


 
 







ABSA Nutrición Animal | Copyright ® 2010 - 2015 | Todos los Derechos Reservados