NUESTRAS
NOVEDADES

Tenemos una cadena lechera disfuncional, débilmente integrada.
 
Tenemos una cadena lechera disfuncional, débilmente integrada.
Daniel Villulla gerente de la Cámara de Productores de la Cuenta Oeste de Bs.As, fue contundente sobre la cadena lechera. ¿Es posible una lechería tan desmembrada institucionalmente?
 


 
En comunicación con el programa radial Rincón Tambero, conducido por Rebeca Mattano y Aramis Glauber, Daniel Villulla, gerente de la Cámara de Productores de la Cuenca Oeste de Buenos Aires (CAPROLECOBA), hizo fuertes declaraciones sobre su visión de la situación actual de la cadena lechera.

Reconocido por su labor en pos de la institucionalidad del sector, Villulla se refirió a la actual situación de los productores lecheros, reconociendo que todavía son momentos difíciles para el sector, a pesar que de él considera que de a poco aparecen algunos indicios positivos en relación a los problemas coyunturales, por ejemplo, precios internacionales. "Pero todavía nos queda por resolver la otra crisis", declaró Villulla, "La crisis de fondo, la de siempre, la que no se va, porque es estructural", aclaró.

"Tenemos una cadena lechera disfuncional, débilmente integrada y con una muy baja calidad institucional", afirmó y agregó: "Débilmente integrada porque hemos gestado una relación entre productores e industriales, que desde el inicio está mal planteada, es una relación que eterniza una mutua desconfianza. Esta situación impidió generar un espacio permanente de espacio común".

A qué se refiere con un espacio común, quisieron saber los conductores de Rincón Tambero: "Compartir este espacio, no significa que ninguna de las partes se subordine frente a la otra", aclaró y llamó a la reflexión para darle sustento a sus declaraciones: "¿Alguien puede imaginar una lechería que apunta a ser fuertemente competitiva, sin un espacio de trabajo común entre producción e industria? Es impensado", se respondió.

Villulla reconoció en la entrevista que esta falta de institucionalidad es responsabilidad de todos los actores, "Los productores también tenemos responsabilidad en esta baja institucionalidad, porque carecemos de representatividad, unificada, provincial y nacional, que nos permita expresarnos con una sola voz. Una sola voz que no significa una sola idea. Estamos muy lejos de ese pensamiento en el sector", declaró, haciendo la salvedad de que hace unos meses, un grupo de productores y referentes del sector, comenzaron justamente a intentar generar un espacio con este fin, "Sé que en las Redes Sociales hay una iniciativa en este sentido, que se llama justamente Una Sola Voz".

"Generar una sola voz de los productores, es una de las condiciones para lograr una sola voz pero en toda la cadena lechera, en conjunción con los administradores de turno (representantes del Estado Nacional)".

Otra cuenta pendiente que enumeró Villulla fue la creación de un Instituto Nacional de la Leche. "Los tamberos argentinos estamos entre los más eficientes y competitivos del mundo, en términos productivos, pero no podemos aprovechar esa ventaja en nuestro beneficio porque hemos subestimado la necesidad del trabajo tranqueras afuera. Aclaro que no todos, porque hay muchas personas que venimos remando en dulce de leche hace muchos años", precisó. "Ahora digo, si vemos la realidad de lo que ha pasado en términos institucionales, hablando de la gran mayoría de los productores, hemos preferido, masivamente hablando, caminar sobre nuestras diferencias en lugar de hacerlo sobre nuestros acuerdos. El liderazgo productivo no nos acredita automáticamente un liderazgo institucional y/o organizativo", concluyó Villulla.
 


 
 







ABSA Nutrición Animal | Copyright ® 2010 - 2015 | Todos los Derechos Reservados